Inicio / Contenidos / GRABACIONES: Nasville – Éxtasis (Autoproducido, 2018). Por Stabilito, D.

GRABACIONES: Nasville – Éxtasis (Autoproducido, 2018). Por Stabilito, D.

Llegué hasta Nasville a través del anonimato y los desvaríos de las redes sociales; un tipo zaragozano que hacía unas covers interesantísimas del malentendido indie-rock español. El rasgado, la verdad de su voz y la elección de algunas de esas versiones hicieron que el flechazo se produjera de inmediato. A finales del año pasado dio a luz su primer larga duración, Éxtasis, fruto del arduo empeño del artesano que mima cada pieza de su colección. Y la colección de canciones que Rúben Garcés ha decidido mostrar al oyente es, de notable para arriba. Con una producción mayúscula a cargo de Diego García y un mimo en cada acorde, en cada sílaba que hace que entres en su particular universo desde el primer corte, Revolución Polar. Y a mis oídos llegan Quique González, Iván Ferreiro, pero sobre todo Patxi García, elevado a los altares por servidor desde hace años.

El juego esdrújulo de acordes mayores se potencia con la sección de viento en un estribillo que cala hondo. El enlace con Éxtasis es brillante y cómodo pues los versos se intentan alejar del estereotipo rockero de bares y carretera para centrarse en el interior de la relación humana. Un álbum que suena homogéneo, fruto de una idea más que clara para tratar temas como  Me moriría bailando, quizás el tema más “Leyva” de todo el disco. Y no cito como referencia al “profe” Sopeña (literalmente) porque es el primer invitado de Garcés con la mágica Aprendiste a Volar que podría, perfectamente, formar parte del cancionero del bueno de Gabriel.

Cuti y Bandido, otras de las referencias de la escena rockera maña, aparecen como colaboradores en Bye, bye, adiós y en La Música, respectivamente, sin quitar de primera plana a un Rubén que se crece en cada verso apoyada por una magnífica banda que hace que el proyecto se torne más que creíble en cancones como Grita o Depredador. Esculpir en piedra una canción cuesta pero tiene de resultado la eternidad. El año que se fue trajo sorpresas sin tener que rebuscar en el subterráneo anonimato y todos tan contentos. El tiempo es oro, gástenlo en música y morirán contentos.

Stabilito, D.
[email protected]

Te podría interesar

GEN – Furioso ruido amplificado

GRABACIONES: GEN – Furioso ruido amplificado (2019, Autoeditado). Por Stabilito, D.

La música como herramienta para la lucha social, amén. Gen vuelve a la carga tras …