Almirante Boom & El Comando Aguardiente - Cuida que viene!
Almirante Boom & El Comando Aguardiente - Cuida que viene!

GRABACIONES: Almirante Boom & El Comando Aguardiente – Cuida que viene! (Autoproducido, 2020). Por Stabilito, D

Guillermo Esteban es un tipo complejo, sus dedos han sido artífices de decenas de canciones y han recorrido senderos que van desde el rock hasta la cumbia, perdiéndose por bosques lisérgicos y montañas poéticas, rodeándose de pícaros, ladrones de musas y alevosos borrachos. Finalmente ha conseguido encauzar el rumbo de sus seis cuerdas mostrándose como el maestro de ceremonias de una fiesta en la que Marie Laveau hace twerking frente a la tumba de Robert Johnson.

Con el nombre de Almirante Boom, Esteban ha sabido continuar su celebrado Tropical Western bajo el amparo del Comando Aguardiente (Kike, Diego y Hugo) como banda acompañante. Cuatro canciones que van y vienen con el único fin de destrozar los gaznates con el movimiento de las caderas, porque la música se debe bailar y beber. Cuida que viene! titula al disco y a la primera advertencia que recibe el oyente. El Caribe “is in da house” y el ron Brugal baña las aguas del Ebro, el espacio físico sigue siendo un estado mental en el que Los Destellos se mezclan con Los Diablos Rojos y a Fujimori no le queda otro remedio que volverse tarumba.

Los riffs juguetones de Aguardiente pa mi gente se mezclan con la caña de azúcar y el serrín que inunda los antros más perversos dentro del grito coral y demócrata. El Comando Aguardiente es cómplice en el juego que ofrece Esteban y hace que el estéreo se convierta en una pista de sudor y aliento. El ritmo más frenético aparece con Me descoyunto en la que hasta el ser inerte que sujeta la barra se lanza a la yugular de la bola de cristal poseído por el espíritu de Celia Cruz, y olé. Un trabajo generoso en una sección rítmica que hace que el precio del pan suba a la estratosfera y todos nos sintamos más pequeños. Los Grillos cierra la nueva entrega de Almirante Boom, un corte más sereno y psicodélico que ensalza la originalidad del proyecto dentro de la escena.

Llueve en nuestros corazones pero sigue siendo 1897 en nuestro corazón y el Maine nunca existió, fue solamente la excusa de separar nuestras ingles dela Madre Tierra. El Almirante Boom supo guardar el secreto en su jaula de dedos. Suden en Sudán y que la muerte nos pille bailando.

Stabilito, D.
[email protected]

Las entradas para tus conciertos

Te podría interesar

Bigott el 2 de julio de 2020 en la Sala Mozart de Zaragoza. Foto, Ángel Burbano

FOTOS: Bigott. Sala Mozart de Zaragoza. 2/7/20. Por Ángel Burbano

Conciertos adaptados a esta nueva realidad que estamos viviendo y el de Bigott, uno de …