Angelicata Consort
Angelicata Consort

Especial 29FICS: Angelicata Consort. Magnífica música de danza y dramaturgia desde la cultura popular

La Iglesia Parroquial de Villanúa acogió la noche del pasado sábado un nuevo concierto del XXIX Festival Internacional en el Camino de Santiago que organiza la Diputación de Huesca. Fue el turno de Angelicata Consort de violas da gamba, soprano y cuerda pulsada, que solventó con maestría, excelente temple y frescura su cita por la música antigua.

Se centró en un término, el sarao como género que ofrece la oportunidad de recrear toda una fiesta musical característica de la Corte española del siglo XVII, que se fue extendiendo por el resto de países europeos. Tal sarao une música, danza y escenificación. “Suele ser poco habitual ver formaciones como la nuestra abordando programas que unen obras contrapuntísticas con arreglos propios sobre danzas y canciones o tonos humanos, basadas en temas que se interpretaban y popularizaban en los escenarios teatrales”, destaca la formación.

En el directo de Villanúa coincidieron diferentes correspondencias sonoras. Por un lado, las conexiones entre la música de la Corte española y otros países del entorno, pues la pieza que da título al programa, Al sarao, que el amor… es “una canción anónima española basada en un tema de Lully, que refleja las relaciones con la corte francesa, a la que acudieron bailarines españoles convocados por María Teresa de Austria”.

Por otro lado, la común afición de aristocracia y pueblo por el teatro. “Las composiciones musicales de los tonos humanos están a la altura de unas letras brillantes compuestas por auténticos titanes literarios como Lope de Vega o Calderón, expresivas y dramáticas o picarescas. A su vez, muestran la influencia de danzas y canciones populares con ritmos cambiantes y complejos”.

Entre los autores que desfilaron por el precioso directo de Villanúa se encontraban Juan Hidalgo y José Marín, músicos de la corte vinculados al teatro. “El inglés John Butler, además de ser músico de cámara de Felipe IV y violagambista, llegó a ser nombrado Gentilhombre de la Casa Real, quizá por la afición que el rey tuvo por este instrumento”. Asimismo, Martín y Coll ofrece un ejemplo de jácara, pieza musical que llegó a ser género teatral en sí mismo por el aporte de ligereza y humor que da en escena.

En su concierto, Angelicata Consort incluyó además piezas anónimas de manuscritos que se encuentran a gran altura musical y literaria. Formado al principio solo por mujeres, para el grupo un autor anónimo muchas veces esconde a una mujer detrás.

“Y en la música antigua todavía hay muchos descubrimientos e investigación por hacer, a menudo autores que han tenido menos difusión que otros aportan obras que sorprenden por su calidad o belleza, y no es fácil encontrar circuitos que permitan darlas a conocer. Es importante que haya iniciativas como este festival para dar luz distintos proyectos y repertorios”, apuntan.

Recientemente la formación ha participado en el Festival Clásicos en Verano de la Comunidad de Madrid, un marco “más que adecuado para un concierto festivo. En el grupo hay un proceso de cambio y estamos elaborando nuevos proyectos y programas que requieren tener paciencia, pero sin frenar ante la nueva situación que la pandemia genera”. Para Angelicata Consort, actualmente la música antigua atraviesa “por un momento de auge, surgen nuevos grupos y gente joven que, gracias a la introducción de la enseñanza de instrumentos antiguos en los conservatorios,
puede hacer crecer el interés y la práctica de este tipo de música”.

Las entradas para tus conciertos

Te podría interesar

Al Ayre Español

Especial 29FICS: Al Ayre Español, con la brillantez y espectacularidad de un volcán

Por esta edición, los conciertos del XXIX Festival Internacional en el Camino de Santiago que …