Erizo en el CC Delicias
Erizo en el CC Delicias. Zaragoza.

CRÓNICAS: Erizo. Centro Cívico Delicias. 10/10/20. Por Santi Rex

Los historiadores de la música “poprock” coinciden en que los 90s fue la última década en mostrar algo novedoso. El siglo XXI y la globalización popular gracias a internet, no han aportado gran cosa salvo la popularización del reggaetón y de desustanciadas estrellas mediáticas de escaso contenido.

Los 90s supusieron la confirmación de lo conseguido en décadas anteriores y, además de la evolución y comercialización del tecno, la música de baile y el rap, de la aparición de dos corrientes que marcarían todavía la música rock de este XXI: el grunge y el brit pop.

El brit pop retomaría el testigo de Smiths o Housemartins y lanzaría al estrellato a Oasis, Pulp, Blur o Suede. El grunge haría lo propio reviviendo el punk, el garaje, el hard rock y demás músicas sucias, y vendería millones de discos de Nirvana, Soundgarden, Alice in Chains y Pearl Jam a una generación desengañada de los felices 80s, resentida y desubicada, a la espera de un gps que marcase su destino.

El disco clave del grunge zaragozano vendría de la mano de un grupo nacido de las escorias del afterpunk. En 1994 las novias editarían todo/nada sigue igual, su segundo y más rockero disco que les confirmó como el gran grupo de rock que son.

Esa fue la época en que unos jovencillos que coincidían en otras pequeñas bandas, formaron un grupo que bebían ansiosamente de aquellas influencias y, con sus carpetas del insti y las fundas de sus guitarras llenas de fotos de Las Novias y Pearl Jam, se hicieron llamar desequilibro animal, retomando el nombre de la segunda maqueta de sueños, el primer grupo donde julio y juan luis coincidieron, y editaron en 1997 un ep de 6 temazos que llamaron planeta mierda, dejando bien claro su desencanto.

Desequilibrio animal fueron diluyéndose tras unos conciertos gloriosos desgastados por el tiempo. Julio Ramos y David Colás siguieron rockeando juntos un tiempo en Staff, Nacho Til llegó a tocar la batería con las novias en su tercer disco ego y poco a poco fueron desapareciendo de la música activa.

Todo este rollazo viene por 3 cosas: primero explicar de dónde vienen sus influencias, las lógicas de su generación; después remarcar que Juan Luis y Julio llevan casi 30 años de sus cuarenta y pocos paseando su amistad y su música por los escenarios y que precisamente vuelven a estos por eso mismo. Sin ninguna otra necesidad más que tocar y mostrarnos sus canciones y su manera de ver el mundo.

Y eso es lo que magistralmente hicieron Erizo el sábado 10 en el centro cívico delicias en uno de los escasos conciertos con público (limitado y sentado, claro) en estas no fiestas y esta nueva situación que nos toca vivir.

Su concierto de presentación como grupo y de su primer ep, no podrán, debería haber sido el 21 de marzo en la difunta (de nuevo) sala Bowie. No sé si para mal o para bien, pero estos meses de impasse no han sido desaprovechados y, pese a centrarse en los cuatro temas de su ep (comenzaron con destellos y esa enigmática pregunta ¿Qué canción suena en la radio? Y constataron lo bien que funcionan temas ya conocidos como pequeño saltamontes o el que da título al ep), desgranaron su nuevo repertorio, que pronto convertirán en segundo cd, con canciones como horizonte de sucesos, guerreros de luz o la evidentemente confinada estado de alarma. (broma del autor: podrían llamar a su nuevo disco de).

Una versión del She de Green Day, por si no quedaban claras sus fuentes, completó la hora larga de su concierto del pasado sábado, constatando que la madurez les ha sentado muy bien tanto a ellos y sus nuevos acompañantes, como a su música, que pese al relajamiento que da la edad, sigue repartiendo por igual melodía, romanticismo, agresividad y su acostumbrada nota combativa. Y por tanto, necesaria. Felicidades.

Mención especial al sonido (casi siempre bueno en el Centro Cívico Delicias) que tiene ahora el reto añadido de hacer que una sala de 500 suene bien para 80 personas sentadas…

Bienvenidos Erizo, de nuevo, al largo camino del rock and roll.

Texto y foto, Santi Rex

Las entradas para tus conciertos

Te podría interesar

Cuti, es el número uno de Los 20 Discos Aragoneses de 2020 en la 7ª semana de votaciones

Los 20 discos aragoneses más votados de 2020 en la 7ª semana

Por tercera semana consecutiva Cuti Vericad encabeza la lista con ‘El Retorno del Samurai’ en …