Calavera - Espejismos

GRABACIONES: Calavera – Espejismos (Lago/Cráter, 2021). Por Stabilito, D.

Calavera, o lo que es igual, Álex Ortega y sus sospechosos habituales, vuelven para marcarse un disco que, sí o sí, debe aupar al proyecto al Olimpo de la música alternativa en castellano. Porque no hay nada más alternativo que la delgada figura de Álex, imaginada por Wes Anderson y pulida por la diestra de Justin Vernon. Ortega entrega la continuación de Exposición rodeado de sospechosos habituales como Ignacio Pérez, José War, Alfonso Luna o Juan Elías, para alcanzar a donde el alma mater del proyecto no llega, las esquinas de la estantería. Espejismos no deja de sonar a Calavera pero en su faceta más colorida, saturando la paleta de cálidos hasta alcanzar el destello. Dos caras bien repartidas, equilibradas, con sus momentos álgidos en una media de altura. Los sintetizadores y la aguda voz de Ortega siempre en primer plano con una lírica de este siglo, intergeneracional y unitaria entre boomers, millenials y hasta, si me permiten, pandémicos.

Sayonara da la bienvenida la sarta de composiciones sobresalientes con estribillos que serán la envidia de compositores vacuos o menos perspicaces, Calavera marca la moda, no ha lugar a dudas. Ámbar sorprende etílicamente con la colaboración de Juan Aguirre y Eva Amaral, y la canción solamente puede crecer y crecer en los oídos de los vampiros urbanitas. En una isla entra suave, como una canción de Carlos Sadness, pero cuando arranca, te sumerges de lleno en la postal que ofrece, llena de degradados y de movimiento pélvico. Huyendo finiquita la primera cara del disco (dichoso, de dicha, vinilo), y la melodía de Ortega nos lleva a los ochenta, al arcade golpeado y a la ceniza en tu comisura, no hace mucho tiempo los bares olían a alquitrán, guitarra serpenteante y el sintetizador de Carasueño (a.k.a. coproductor de la obra).

No te das cuenta abre el reverso continuista, donde cuando tu levantas el brazo izquierdo el imbécil del cristal hace lo contrario. Pop en mayúsculas, ñoño cuando debe pero siempre preci(o)so. Secretos es, sin duda, el tema que engloba la lección anual de Calavera, en ella aparecen todas las virtudes de Ortega como compositor e intérprete, agudos, punteos y, una vez más, estribillos vencedores. Malas hierbas suena más sombría, como la nube que relaja la vista cuando, horizontales, oteábamos el cielo en busca de ovnis. Hay espacio para la distorsión corta, sin asustar y para todos los públicos. Con Espiral termina Espejismos, un corte personal y épico dentro de las circunstancias de esta epopeya lumínica.

Calavera vence y convence, y siembra la costumbre. La música debe ser justa con Álex Ortega y su propuesta, bien pensada y mejor realizada. Nos congratularemos cuando observemos las estrellas y los carteles de festivales y digamos con soberbia que nosotros ya estuvimos ahí, mucho antes que vosotros.

Stabilito, D.
[email protected]

Apoyo con tu aportación a este portal de noticias Live Streamns / Conciertos

Te podría interesar

Malaventura

GRABACIONES: Malaventura (Sweet Caroline 2021). Por Santi Rex

Hace 15 años, cuando los primeros fulgores del nuevo siglo comenzaron a apagarse y vimos …