Viva Suecia. 2/6/21. Bosque Sonoro, Fotos, Ángel Burbano
Viva Suecia. 2/6/21. Bosque Sonoro, Fotos, Ángel Burbano

CRÓNICAS: Viva Suecia. Bosque Sonoro, 2/6/21. Por Madalina Panti y Ángel Burbano

Los murcianos inauguraban la segunda edición del Bosque Sonoro el pasado viernes, con más de 700 personas saltando y cantando a ritmos de indie rock.

Mientras el atardecer desaparecía entre el bosque, la música entra en escena. “Ahora quiero que arrugues la frente,/Que te diviertas hasta bostezar,/Que me corrijas si digo que siempre/Que necesites que esté voy a estar”. Necesitarnos tanto comienza a sonar rompiendo el silencio de alrededor, la música en directo era lo único que le faltaba a esta noche de julio.

Viva Suecia llena las salas, y en Mozota, los “nidos”. Este concepto innovador, permitió que el público volviera a disfrutar de los conciertos de pie y bailando en grupos de 4 o 6 personas respetando las medidas de seguridad. Los fans no tardaron en llenarlos para recuperar el tiempo perdido por la pandemia y volver a esos “días amables” que tararea el grupo. Las cosas no son iguales que antes, pero se le parecen cada vez más.

El calor de la localidad zaragozana no les desanimó, arrasaron igualmente con su energía. La buena vibra y las muestras de cariño entre ellos fueron continuas, sobre todo hacia Fernando Campillo, el batería, del que tuvieron que prescindir hace una semanas, y al que lo calificaron como “el alma del grupo”. Así lo sintió también el resto de los asistentes, desde los más pequeños hasta los adultos, que no dejaron en ningún momento de corear su nombre.

Rafa, Jess, Alberto y Fernando, han conseguido posicionarse como los “suecos” y convertirse en una de las bandas más relevantes dentro del indie rock en España desde que presentaron La fuerza mayor en 2016. Su tercer y último disco por ahora, El Milagro, lleno de simbolismo, los consolida como grupo que acumula bagaje e ímpetu a través de la profundidad de las letras de sus canciones. “¿Sabéis que tenemos dos canciones nuevas? Pues vamos a cantarlas las dos” anunciaba Rafa Val, refiriéndose a La Voz del Presidente y Parar la Tierra. Aunque son dos estrenos muy recientes, el público ya los conocía.

El cielo se ha apagado del todo, priman las luces y los paneles luminosos del fondo con formas geométricas e imágenes varias, al mismo tiempo que llegan las canciones que hacen mover las caderas. El baile y el sonido de las cervezas de los asistentes del nido despertaron la envidia de los que se encontraban sentados en las primeras filas, que ante semejante energía, decidieron abandonar por un momento su silla. Lo mejor de los conciertos es la gente que canta hasta las canciones que no se sabe, alentado por el ambiente que se respira.

Entre canción y canción da tiempo a escanear el QR y pedir otra, dar un abrazo o interactuar con el público. “Irene, esta canción es para ti” y comienza a sonar Casi todo. No solo Irene los va a echar de menos, hacía falta la esperanza de volver a ver a Rafa animar al público, a Campillo disfrutar de cada golpe o a Jess y Alberto, cómplices de miradas con Val con la guitarra y el bajo.

No van a despedirse, aún. Tras casi una hora de concierto, quedan canciones como Bien por ti, Algunos tenemos fe o Amar el conflicto (Todo lo que importa), canciones vitalistas que elevan el volumen del concierto convirtiéndolo en el grito final. Los fans tenían ganas de volver a los directos y la cercanía de volver a cantar codo a codo con tus mejores amigos al lado.

Ellos son Viva Suecia y aunque el concierto llega a su final, han dejado en el Bosque Sonoro muchos aplausos, la euforia en el cuerpo y las ganas de pedir otra canción para que continúe el baile.

Texto, Madalina Panti. Fotos, Ángel Burbano

Apoyo con tu aportación a este portal de noticias Live Streamns / Conciertos

Te podría interesar

Niños del Brasil. Jardín de Invierno, Zaragoza. Foto, Ángel Burbano

FOTOS: Niños del Brasil, Alex Hyde y Chavi García. Jardín de Invierno, Zaragoza. Por Ángel Burbano

Las imágenes del concierto de Niños del Brasil, Alex Hyde y Chavi García en el …