viernes, 30 septiembre 2022
Water Violet – Un rincón infinito
Water Violet – Un rincón infinito

GRABACIONES: Water Violet – Un rincón infinito (autoeditado, 2021). Por Stabilito, D.

Muchos de ustedes, queridos lectores, no podrán hacerse una mínima idea de lo que voy a relatar a continuación. El arte sanador de la composición, la labor minuciosa del trovador que afila su guitarra y emprende un viaje interior a través de la tinta y del aparato fonador. La lágrima que nace para ser contenida en unas cuantas frases y nunca llegar a su destino. Esto es magia, no hay explicación y el que no ha mamado de las tetas de las musas no comprende la magnitud de cada canción. Por suerte, Miguel Liso es uno de los nuestros. La delicadeza de su trato puede batirse a muerte con su categoría como creador de canciones y encauzador de emociones, y lo mejor de todo es que no habría vencedor en ese duelo fratricida.

Con María Arreche como cómplice y 50% de Water Violet regalan su segundo EP, cinco canciones que dan un respiro a este 2022 lleno de noticias siniestras y nubes que impiden ver cualquier atisbo de luz. Un rincón infinito es el lugar en el que debe residir nuestro yo interior, unas vacaciones en mitad del campo de batalla. Dos voces empastadas que acarician el terciopelo de las almas en cada ataque de verso. Dolor y amor, como compañeros de un viaje vitalicio, arranca el compilatorio. Con contradicciones y consejos en un medio tiempo delicioso en matices y de colores tan cálidos como los de un otoño en la Selva de Irati.

El zigzag acústico inicia la utópica Monstruos, introduciendo algo de ritmos jazz latino porque Jorge Drexler no está reñido con el calor de los bares y Damien Rice nos sigue reventando las cicatrices. Cuando el tema explota volvemos a escuchar ecos del pop británico en el que tan bien se maneja Liso desde sus años en Ticket. El juego de melodías vocales sale triunfador en esta carrera que rompe con la tercera, Más colores supone un paréntesis en el tono del disco. Los acordes abiertos y el bajo funk acompañan la canción con más luz de las cinco, quizás la más seductora para los oídos ávidos de optimismo y menos acostumbrados a la soledad.

Fuera de aquí vuelve a apagar las luces y a degustar la maravillosa luz de un día nublado. Chris Martin fue ídolo en Parachutes aunque ahora nos saque los colores; los acordes arrastrados y la suavidad de las teclas hacen que el tema alcance la épica por momentos y nos acordemos de aquella noche en Montjuïc cuando nada era obligatorio y hacíamos el amor a cualquier hora, en cualquier situación. Ahora luchamos cada día por encontrar motivos para no volver atrás.

Guárdame cierra la sesión de Water Violet, con María Arreche iniciando los últimos suspiros, con la canción, una vez más, siendo la auténtica protagonista, la hija mimada, la heredera de todo cuando nos fundamos en polvo de estrellas. María Arreche y Miguel Liso envuelven con mimo su regalo, a la espera de que los afortunados y las afortunadas sepan agradecerlo y, sobre todo, disfrutarlo como es debido. El poso queda.

Stabilito, D.
[email protected]

Apoyo con tu aportación a este portal de noticias

Te podría interesar

Fachada del bar Sanpedro, regentado por el agitador cultural Pedro Vizcaíno

Entrevista: Bar Sanpedro de Pedro Vizcaíno ha abierto sus puertas

Hemos hablado con el agitador cultural Pedro Vizcaíno recién abierto Sanpedro, su nuevo templo musical …