Imagen de la protesta del movimiento Pilar sin folk contra la supresión del folk de las Fiestas del Pilar 2022
Imagen de la protesta del movimiento Pilar sin folk contra la supresión del folk de las Fiestas del Pilar 2022

El movimiento Pilar sin folk se organiza para trabajar todo el año

Luis Miguel Bajén: «exigimos al Ayuntamiento de Zaragoza que trate a la música folk al mismo nivel que a otros estilos musicales».

Hemos conversado con el músico Luis Miguel Bajén, en las filas de proyectos como Biella Nuei, sobre el nuevo paso del movimiento Pilar sin folk. Puedes seguirlo por las redes con el hashtag #PilarSinFolk.

Van a convocar una asamblea para organizarse y trabajar durante todo el año. La idea es «crear una agrupación». Puedes ver el vídeo con la entrevista completa bajo estos párrafos así como leer su versión escrita.

Hablamos con Luis Miguel Bajén, de Pilar sin folk

Ayer desde Aragón Musical asistimos al anunciado acto de protesta y reivindicación del mundo del folk de Aragón. El folk ha sido excluido por parte del Ayuntamiento de Zaragoza de Jorge Azcón y Sara Fernández de la programación de las Fiestas del Pilar 2022. La gente no ha dudado en salir a la calle, mucha con sus instrumentos, en un acto popular multitudinario.

«La idea es que a partir de este movimiento que ha comenzado para protestar por el Pilar sin folk, desde la semana que viene, crear una asamblea folk».

«La idea es que a partir de este movimiento que ha comenzado para protestar por el Pilar sin folk, desde la semana que viene, crear una asamblea folk en la que estemos varios grupos, a ser posible todos los que quieran: solistas, aficionados…» Afirma Bajén ante la cámara de nuestro teléfono móvil tras acabar de interpretar una canción y estar preparándose la siguiente. «Que sirva, por un lado, para plantear ideas de promoción y actuaciones, y luego, a lo largo del año, poder hacer una programación continua de música folk».

Prosigue. «En Aragón hay muchos grupos, hay mucha afición, y pensamos que la situación actual pide eso, que volvamos otra vez a movernos y a intentar organizar nosotros mismos estas actividades, a veces con apoyo de instituciones».

«Exigimos al Ayuntamiento de Zaragoza que trate a la música folk al mismo nivel que a otros estilos musicales».

Respecto al consistorio de la capital aragonesa, contra el que van estas protestas, habla claro. «Por supuesto, exigimos al Ayuntamiento de Zaragoza que trate a la música folk al mismo nivel que a otros estilos musicales porque además es una música de raíz que merece la pena apoyar. Es una música de base para mucha gente».

Tras la afirmación anterior no podemos evitar preguntar a Luismi por el mundo de la jota aragonesa. «La jota es un estilo que nosotros también tocamos. Lo que pasa es que hay grupos de jota que tienen ya una tradición y los grupos de folk digamos que tenemos muchas más versiones. Es una fórmula más abierta de interpretar la música tradicional y el folklore. Hay desde grupos de folk rock, hay technopop, hay muchos estilos».

«Salvo la de Gaiteros de Aragón, nunca ha habido una asociación de grupos folk. Una cosa positiva que podemos sacar es formar esa unidad y crear una agrupación que a lo largo del año pueda ir programando y planteando ideas de promoción».

Claramente es un mundo, el de la jota, que se ha sabido organizar mejor. «Es verdad que no ha habido nunca -salvo la Asociación de Gaiteros de Aragón, que ha registrado, ha recopilado, o ha unido a la gente que toca de calle- una asociación de grupos folk. Y, bueno, a raíz de esto, una cosa positiva que podemos sacar es formar esa unidad y crear una agrupación que a lo largo del año pueda ir programando y planteando ideas de promoción«.

Manifiesto completo #PilarSinFolk

«Un pueblo sin raíces es un pueblo sin alma y sin futuro.

La música de tradición popular es siempre la más actual, porque cada año cobra vida en nuestros pueblos y ciudades, en sus celebraciones, y no sucumbe al vaivén de las modas. Es la música que une a las generaciones, pequeños, mayores y ancianos, porque remite a quienes fuimos y muestra el camino hacia quienes seremos. Su reinterpretación constante y en sonoridad multicolor desde los diferentes grupos folk nos enriquece como aragoneses y como ciudadanos del mundo.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido suprimir el escenario folk de las fiestas del Pilar. Un espacio que se ha mantenido desde finales de los años 70 del pasado siglo, con las primeras fiestas democráticas, y al que el público acudía para escuchar y disfrutar de los grupos que han rescatado, divulgado y actualizado nuestras raíces musicales. Hablamos de grupos de músicos jóvenes, que demuestran que nuestra música folk sigue muy viva, y hablamos también de grupos veteranos, que han defendido la música aragonesa en escenarios de España, Alemania, Francia, Portugal, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Latinoamérica, Israel…

Pero la capital de Aragón no nos invita a la fiesta. Después de los dos años tan duros que hemos pasado, donde las actuaciones musicales han sido suprimidas o reducidas, los músicos aragoneses que trabajan con la música de raíz, profesionales o no, no podremos actuar en las Fiestas del Pilar, para disgusto de tantos seguidores y aficionados que reclaman nuestra presencia.

Pero además, el escenario folk permitió durante años el compartir con grupos venidos de otras comunidades y países esas melodías que, desde la antigüedad, han sobrevolado fronteras geográficas, esos ritmos familiares o sorprendentes, que nos han hecho he1manai·nos y crecer juntos como músicos y como seres humanos.

Comprobamos con tristeza cómo un patrimonio común, que debería ser defendido por todos, independientemente de ideas y gustos, es despreciado por una de las instituciones más importantes de nuestra comunidad, el ayuntamiento de su capital. En estas fiestas se mostrará, como es lógico, holgadamente la jota, una parte importante pero no exclusiva de ese patrimonio; pero ¿y el resto? Un pueblo sin raíces musicales profundas y renovadas no podrá desarrollar una música realmente original.

No reclamamos el centro de la ciudad. Simplemente sentimos que han robado las Fiestas del Pilar a muchos zaragozanos y aragoneses que llenábamos las plazas de la música folk desde hace decenas de años.

Queremos agradecer a todos los que nos habéis mostrado vuestro apoyo y vuestra repulsa a la actitud del Ayuntamiento. Por nuestra parte, seguiremos con nuestro trabajo porque la vitalidad de la escena folk aragonesa puede superar estos obstáculos y muchos más».

Propuestas firmantes

A Cadiera Coixa, Araboas, Arafolk (Alberto Turón), Berluna, Biella Nuei, Bosnerau, Bufacalibos, Cachirulos XL, Capitán Mundo, Colectivo Chicotén, Compañía Miguel Ángel Berna, Cornamusa, Dulzaineros del Bajo Aragón, El Mantel de Noa, El Silbo Vulnerado, En Rolde, Ixera, Ixo Rai!, Joaquín Pardinilla Sexteto, La Chaminera, Lahiez, La Joven Pachanga, La Marca de Ifigenia, La Orquestina del Fabirol, La Quinta del Sordo, La Ringlera, La Ronda de Boltaña, La Sirga, La Truketa Folk Band, Los Músicos de La Solana, Lugh, Lurte, Miércoles de Ceniza, Muro Kvartet, O Carolan, Olga y Los Ministriles, Os Chotos, Os Fillos d’o Sobrarbe, Pasatrés, Percupasión, Trícolo Traco, Tryton Luna Folk, Vivere Memento, Zaraval y Zicután.

Más info: Agenda completa de los Pilares 2022 – #PilarSinFolk 

Sergio Falces
Contacto

Apoyo con tu aportación a este portal de noticias

Te podría interesar

El álbum 'Desde el patio' de China Chana es el Nº1 de los discos aragoneses más destacados de 2022 en su 6ª semana de votaciones.

Los discos aragoneses más votados de 2022 en la 6ª semana

China Chana capitanean la lista de discos aragoneses más valorados de 2022 en su sexta …