Agenda:
Gabriel Sopeña durante la entrevista con Aragón Musical hablando de 'Desiertos'.
Gabriel Sopeña durante la entrevista con Aragón Musical hablando de 'Desiertos'.

Gabriel Sopeña: «Definiría ‘Desiertos’ como un disco apasionado»

Hemos hablado con Gabriel Sopeña de una segunda juventud que inicia con la presentación en directo de su nuevo ‘Desiertos’ desde Las Armas.

El jueves, 30 de mayo, hay cita imprescindible desde el Centro Musical Las Armas de Zaragoza. Gabriel Sopeña, figura esencial de la música en castellano de todos los tiempos, presenta a las 20.30h nuevo disco. Las entradas están a la venta desde este enlace. Tras la gira ‘Cantar 40’ y su cancionero del mismo nombre, el aragonés cuenta con esa perspectiva que hace mirar hacia adelante.

El comienzo de etapa coincide con la publicación de este álbum a modo de segunda juventud. El trabajo se llama ‘Desiertos’ y cuenta con una frescura poco común en artistas que, como Sopeña, llevan en esto más de cuatro décadas. Hemos querido conversar con Gabriel, cámara en mano, sobre un trabajo que desprende frescor de ópera prima pero reflexiones de hombre sabio. Todo bajo estas líneas.

«Hubo un momento en el que pensé que, verdaderamente, no iba a haber disco».

En la escucha de ‘Desiertos’ nos encontramos una variedad sonora que logra una clara unidad a través de una actitud común: la pasión.
«La variedad va unida, sobre todo, a la gasolina de ‘Desiertos’, que es la pasión. Lo definiría como un disco apasionado. Es apasionado cuando se habla de los baldíos, cuando se habla de los secanos en aragonés como en ‘Morir de piel’, cuando se describe un sentimiento absolutamente descarnado de fracaso amoroso como es ‘Nublo’, cuando se describe el amor carnal por ejemplo en ‘San Juan Mudéjar’. Y es extraordinariamente apasionado cuando hay una intimidad especial en la cual se puede llegar un poco incluso a ser cínico como en ‘Coartadas’, cuando se habla de la pasión: ‘maldita sea la pasión porque te obliga a ser ladrón sin coartadas'».

La presentación en directo va a contar con temas de ‘Desiertos’ y de temas clásicos de distintas etapas de Gabriel interpretados junto a una gran banda.
«En Las Armas, desde luego, se va a tocar un 80% del nuevo disco, pero también se va a hacer una parte muy generosa con todos los temas que la gente está esperando escuchar. Estará, por supuesto, ‘Cass’, ‘Apuesta por el rock’n’roll’, ‘El hombre del tambor’. Habrá muchas canciones que todo el mundo quiere escuchar. Con Óscar Carreras, con Fletes, con Jorge Gascón, con Julio Calvo Alonso, con Eva Lago a la segunda voz, y con Guillermo Mata, por supuesto, a la dirección musical y al bajo es imposible fallar. Creo que es una apuesta extraordinariamente ganadora».

«Se va a tocar un 80% del nuevo disco, pero también se va a hacer una parte muy generosa con todos los temas que la gente está esperando escuchar».

Las Armas es el lugar adecuado.
«Me hace mucha ilusión hacerlo en Las Armas porque es un espacio recoleto. Son 350 personas. Es una buena medida para saber cómo funcionan las canciones muy frente a frente. En Londres, cuando tocaba en locales o cuando iba a ver tocar, es muy importante la cercanía en la música popular. Las Armas la tiene. Además la gente va a estar de pie, con lo cual es una prueba de fuego para ver cómo podemos gestionar tanto el disco como las viejas canciones, que sin duda no van a faltar el día 30».

«Todos los músicos son aragoneses, todo el personal es aragonés, todo el proceso de fabricación se ha realizado desde aquí, y de manera excelente».

No ha sido un parto fácil con momentos para darlo todo por perdido.
«Hubo un momento en el que pensé que, verdaderamente, no iba a haber disco. Todo eran parones. Cuando inicias una aventura de este tipo necesitas concentración. Hubo grandes tramos de concentración, pero al final, terminado 2023 y a principios de 2024, tuvimos que encerrarnos Guillermo Mata, David Marco ‘Pichín’ y yo para concentrarnos y terminar esto. Pero es cierto que hubo un momento en que dije que lo dejaba para 2025, o hago una selección, pero finalmente lo hemos conseguido. Y todo desde Aragón. Todos los músicos son aragoneses, todo el personal es aragonés, todo el proceso de fabricación se ha realizado desde aquí, y de manera excelente».

Josu García, vasco-aragonés que ha participado en más de 150 discos y grabó con Más Birras su último ‘Tierra quemada’, ha sido muy importante para el resultado final de ‘Desiertos’.
«Josu García ha sido una parte extraordinaria en este disco. Sobre todo a la hora de trabajar bien las voces y de compenetrarse tan bien en las guitarras con Jorge Gascón. Ha sido un trabajo extraordinario. Creo que los dos han llevado muy bien la brújula de toda esta travesía pasional y desértica de mis canciones».

Este concierto es el inicio de algo imparable cuya primera chispa se llama ‘Desiertos’.
«El hecho de hacer la gira ‘Cantar 40’, plasmar en un libro, no las 500 canciones que tengo compuestas, pero una buena parte de ellas, y echar la vista atrás, me ha permitido una perspectiva hacia adelante. Es decir, caramba, no me quiero dejar nada en el tintero. Estoy siempre escribiendo, me considero fundamentalmente un escritor y el hecho de poder mirar hacia adelante y decir -si la salud me respeta tengo 10 grandes años-. Por qué no los voy a aprovechar ¿no? Y es cierto, necesitaba esa autoafirmación que comenzó en el Teatro Principal de Zaragoza el 3 de abril del año pasado y que desemboca directamente en ‘Desiertos’ y en el concierto de Las Armas».

«Josu García ha sido una parte extraordinaria en este disco».

Solo hay parabienes hacia la labor de Guillermo Mata en la buena consecución de este disco.
«Si Guillermo Mata hubiera nacido en Nashville o en Nueva York tendría un Maserati ahora en la puerta de su casa ganado honestamente, honradamente y con todos los papeles en regla. Es un músico estratosférico. A parte de ser una persona extraordinariamente entrañada con todos los artistas con los que trabaja. Le tengo un cariño infinito. Guillermo ha sabido leerme bien y retomar algunas viejas canciones. ‘Dame fe’ es del año 94, de mi primera gira por América. Yo la había desechado y cuando él la escuchó me dijo que qué hacía dejándola fuera que la teníamos que grabar, que le diera una vuelta a la letra y buscáramos un sonido que estubiera de acuerdo con esta energía nueva. Esta canción la escucho en 2024 y es perfectamente vigente. Diría que todo el disco ha tenido la mano sabia de Guillermo Mata. También en directo. Es una persona que sabe dirigir bien a toda la banda y extraer un sonido personal de las canciones que yo compongo».

La segunda juventud de Gabriel Sopeña también se nota en su forma de cantar bonito.
«Durante muchísimo tiempo, el hecho de trabajar con algunos artistas, me obligaba a salir de mi tesitura. En los 80s y en los 90s se llevaba mucho lo que los catalanes dicen ‘estripar’; voz rasgada, de control de garganta, diafragma-garganta. Guillermo me dijo -¿por qué no cantas bonito? ¿Por qué no cantas como cuando cantabas con los Más Birras? ¿Por qué no cantas como cuando le hacías las segundas voces a Mauricio que estabais super empastados? Utiliza tu voz, utiliza tu registro de tenor en escala natural. No fuerces excesivamente-. Y la verdad es que he cantado bonito en el sentido que me decía Guillermo».

No podía faltar su Ludmila Mercerón para rematar un álbum tan redondo.
«‘Si alguna vez me faltas’ es una canción de esas íntimas en las cuales uno se desnuda casi del todo. Casi. Para cantarla necesité la ayuda de mi compi de siempre, mi hermana, que es Ludmila Mercerón. Aquí Guillermo me hizo cambiar la tesitura a una octava entera por debajo. Estoy ahí abajo. Crooner. Ludmila sí está en su tesitura. Creo que eso le da un contrapunto interesante al texto. Es una pieza que me produce especial emoción. Es un gran colofón al disco. No me hubiera gustado terminar con una canción especialmente más movida».

«Si Guillermo Mata hubiera nacido en Nashville o en Nueva York tendría un Maserati ahora en la puerta de su casa ganado honestamente, honradamente y con todos los papeles en regla».

Dos de los técnicos más importantes de esta tierra acompañan al artista grabando y actuando. Todo un lujo.
«Tanto Quique Cruz como David Marco han grabado los temas, forman parte de ellos, se los saben, han hecho toda la gira ‘Cantar 40’, han formado parte de todos los procesos, y las sabrían cantar como yo. Quique las podría tocar con la batería perfectamente y David con los teclados. Lucho Cariñena estará con las luces, por lo que el espectáculo escénico está garantizado. Aunque no sea un gran teatro, Las Armas me interesa mucho por esa cercanía. Tener al público aquí debajo. Siempre funciona muy bien. Las veces que me han invitado a cantar, la última con Yago & Los Olvidados, es muy bonito ver al público justamente ahí».

Más info: Gabriel SopeñaCentro Musical Las Armas

Sergio Falces
Contacto

.Apoyo con tu aportación a este portal de noticias

Te podría interesar

Kalumnia momentos antes de salir a la carretera para grabar su disco de debut en Asturias.

Los bajoaragoneses Kalumnia viajan a Asturias a grabar su debut

Kalumnia van a grabar su primer disco con Pablo Martínez en Ovni Estudios de la …