Aquel Trovar
Aquel Trovar

Aquel Trovar

Cargando mapa....

Llevar a tu calendario en GoogleDescargar en formato ICal Página Web

Fecha/Hora
Día(s) - miércoles, 19/08/2020

Hora: 22:30 h.

Ubicación/Sala
Iglesia de Castiello de Jaca

Localidad
Castiello de Jaca / Huesca

Entrada Libre

Entradas / Taquilla
Adquirir Entradas Compra tu entrada

Categorías

La voz femenina en las músicas medieval y renacentista nos ha llegado plagada de silencios e interferencias. Parece ser más lo que se oculta que lo que se muestra. Bien es cierto que sabemos de la existencia documentada de trobairitz (las trovadoras occitanas del siglo XIII) y joglaresse. Y que los documentos y la iconografía nos muestran soldaderas, danzaderas y cantaderas, que muchas veces se ganan la vida como Tarsiana, la inolvidable juglaresa del Libro de Apolonio:

Luego el otro día, de buena madurgada, l
evantóse la dueña ricamient’adobada;
priso una viola, buena e bien temprada,
e salió al mercado violar por soldada.

Numerosas miniaturas representan a mujeres artistas danzando, o acompañándose de instrumentos. Así, por ejemplo, en doce de las dieciséis miniaturas del Cancioneiro de Ajuda (1280-1300), al lado del juglar que toca, vemos a una mujer bailando y/o tocando un instrumento de percusión. Sabemos también que, en el ámbito de la lírica gallego-portuguesa, las cantadeiras tuvieron un papel muy importante en la interpretación musical. Y no podemos olvidar tampoco las vivas pinturas del Arcipreste de Hita:

… desque la cantadera dize el cantar primero,
siempre los pies le bullen e mal para el pandero.(…)
Nunca tienen los pies quedos,
en la dança siempre bullen los dedos.

Muchos de esos cantares que el Arcipreste nos anima a aprender de las mujeres músicas (el cantar que non sabes óylo a cantadera) eran las cantigas de amigo, las canciones en las que una muchacha lamenta la ausencia del amado.

Pero es mucho lo que ignoramos, especialmente porque, al no constar la autoría femenina de la inmensa mayoría de esas cancioncillas que adoptan la voz de una mujer, se abren puertas a la especulación. ¿Son creaciones masculinas?, ¿hay, tras cada anonimato, la figura real de una mujer?, ¿se reproduce un cantar popular femenino? El cantar que non sabes…
Al llegar las centurias del Renacimiento (época a la que se consagra este disco) parece continuarse la tradición de las diferentes tipologías de canciones en boca de mujer. Y también, como en la Edad Media, las conservadas, en su rica variedad, remiten a dos mundos: el noble del amor cortés, con sus metáforas de altos vuelos y su contrapunto; y el más popular, henchido de juglaría, de las mujeres y hombres que cada mañana se levantan pensando en la supervivencia. Son los dos mundos que retrata Fernando de Rojas en La Celestina (de cuyo texto tomamos el título) y que vemos por doquier en las ventanas que nos abren las fuentes.

Nuestro proyecto reconstruye esas voces a partir de una antología de canciones del Cancionero de Palacio. Para estructurar el recital que ofrecemos, el cual sigue un plan conceptual, una historia, hemos creado secciones temáticas encabezadas por versos de la canción de Florencia Pinar Ay, que hay quien más no bive, conservada en el Cancionero general recopilado por Hernando del Castillo en 1511.

AQVEL TROVAR 

Es el nuevo proyecto musical de cuatro experimentados músicos. Los tres instrumentistas proceden del desaparecido grupo CINCO SIGLOS (1990-2016) y la voz es también una antigua colaboradora del mencionado grupo: la soprano Delia Agúndez, de brillante y muy nutrida trayectoria en el campo de la música antigua. Los cuatro han trabajado juntos durante años en Cinco Siglos y comparten una filosofía que puede resumirse en tres ideas: respeto a las fuentes, potenciación del poder evocador de la música histórica y cuidado del detalle. Aquel Trovar utiliza un amplio instrumentario: guitarra renacentista, flautas, vihuela, rabel bajo, bandurrias renacentistas, pandero, colachón …

Antonio Torralba es flautista y catedrático de música. Cuenta con una importante trayectoria concertística en el seno de varias formaciones dedicadas a la música histórica. Ha tocado la flauta y realizado labores de musicología en Cinco Siglos (1990-2016), grupo del que fue fun-dador y con el que ha grabado una docena de discos. Cuenta asimismo con una amplia trayectoria como musicógrafo (fundó la revista Musica Antiqva) y conferenciante.

José Ignacio Fernández es laudista, físico y luthier. Como instrumentista cuenta con una amplia trayectoria dentro del grupo Cinco Siglos (1996-2016), formación con la que ha grabado nueve discos. También ha realizado conciertos como solista de vihuela. Como luthier, ha realizado recuperaciones de antiguos instrumentos: las bandurrias rencentistas y barrocas, la cítola medieval, etc.
Daniel Sáez Conde es titulado superior de violonchelo, físico y concertista. Ha tocado el cello en numerosos grupos de cámara y orquestas. Es profesor de su instrumento en el conservatorio de Ronda y, en el campo de la música antigua, ha formado parte del grupo Cinco Siglos desde el año 2006, habiendo grabado con este grupo cinco discos y realizado decenas de conciertos por toda Europa.

Delia Agúndez es titulada superior de canto por el Conservatorio del Liceu, licenciada en Historia y Ciencias de la Música y muy activa concertista. Actúa regularmente con las más prestigiosas formaciones especializadas en música antigua del panorama europeo y ha protagonizado algunos de los discos más interesantes aparecidos en los últimos años.

Ver toda la información del Festival y agenda diaria / condiciones de accesos.

Buscar por / Aquel Trovar

Te podría interesar

Las entradas para tus conciertos

Te podría interesar

Les Sacqueboutiers de Toulouse y Stéphanie Révidat

Especial 29FICS: Les Sacqueboutiers de Toulouse y Stéphanie Révidat. Instrumentos en escena como potente voz humana

La Iglesia del Carmen de Jaca acogió la noche del pasado jueves un nuevo concierto …