Elefantes el 27 de mayo de 2017 en el Teatro de las Esquinas. Foto, Ángel Burbano
Elefantes el 27 de mayo de 2017 en el Teatro de las Esquinas. Foto, Ángel Burbano

Elefantes

Cargando mapa....

Llevar a tu calendario en GoogleDescargar en formato ICal

Fecha/Hora
Día(s) - viernes, 12/11/2021

Hora: 21:30 h.

Ubicación/Sala
Palacio de Congresos de Huesca

Localidad
Huesca / Huesca

Anticipada / Taquilla
€ €

Entradas / Taquilla
Adquirir Entradas Compra tu entrada

Categorías

Barcelona empezaba a sufrir el verano en 1994. Aunque tendria que pasar un ano en consolidarse, Elefantes planto su semilla por aquel entonces.

Jordi estaba tocando la bateria con un grupo que se disolvio a los pocos dias de la llamada de Shuarma. Fue tal dicha disolucion, que hasta abandonaron el local de ensayo con su equipo de sonido dentro. Perfecto. Solo faltaba encontrar guitarrista, bajista y un nombre.

La primera oferta fue para Hugo, antiguo companero de grupo de Jordi. Despues de un par de ensayos no acepto. Las canciones de esa epoca, composiciones de Shuarma heredadas de su antiguo grupo, eran puro y crudo Rock’n’Roll, y Hugo, que tenia su propia banda como cantante y prefirio por el momento seguir su camino.

Al cabo de pocas semanas Hugo y Jordi viajaron a Inglaterra para asistir al Reading Festival, y esa experiencia fue como una revelacion. Un punto de cambio natural. Tiempos de descubrimiento y de atrevimiento en un terreno muchisimo mas comodo para unos chavales que habian quemado sus primeros cartuchos con el Rock’n’Roll o el Heavy Metal. Sin tampoco dejar de lado influencias pasadas, las sonoridades Pop de la epoca adivinaban el horizonte hacia el cual habia que dirigirse.

Shuarma y Jordi intentaban en vano completar la formacion. Ensayaban solos y grababan maquetas caseras. En esos dias a Shuarma se le ocurrio el nombre del grupo: «ELEFANTES» «¿Por que?» «Pienso en por que estamos haciendo todo esto. Pienso en la necesidad vital de hacer canciones. En otras culturas se asocia al elefante con todo lo relacionado con el alma, un animal sagrado, asi que Elefantes sera eso. Un grupo con alma».

Luego vino Gelo. Un bajista con el cual pudieron empezar a trabajar como trio. Pese a que la conexion estilistica era nula, Gelo era muy buen bajista, y hasta se llego a hacer una sesion de fotos y un pequeno concierto en Julio del 95. Era una manera de echar para adelante. Pero Gelo se quiso ir, lo cual no supuso ningun trauma. Casi a la vez que Hugo pidio por fin entrar en la banda. Antes de que Gelo se fuera, se presto a grabar lo que seria la primera maqueta de estudio de Elefantes. Era septiembre y grabaron en un dia 6 canciones: «No hay», «Para nada», «Las flores del mal», «Intro», «Duermete» y «La muerte».

Elefantes era ya un grupo con maqueta, y la necesidad de un bajista, muy urgente. Hugo conocio a Julio en un concierto, y directamente le propuso venir a ensayar. Sus referencias como bajista no eran muy halaguenas, asi que bajo la condicion de que se le podria cambiar por otro bajista con mas experiencia, empezaron a trabajar. La personalidad de Julio suplio en un principio las primeras dificultades y casi sin tener consciencia de ello, por fin Elefantes era un grupo de verdad.

El primer concierto tuvo lugar el 13 de Octubre de 1995, en la sala Aspid de Barcelona. Presentaron todas sus canciones y un monton de versiones. Tanto la maqueta como los conciertos tuvieron muy buena acogida, y eso permitio al grupo seguir tocando alli todas las semanas durante 7 meses. Eran tantas las ganas de tocar en directo que no importaba el dinero, ni el lugar ni las condiciones tecnicas ni fisicas. Tanto fue asi que en esa epoca se pudo a ver a Elefantes tocando en los sitios mas insospechados como bares de copas, fiestas privadas, carceles o puticlubs. «Conciertos acusticos o no. Media hora o dos pases de hora y media. Versiones de todo tipo, improvisaciones suicidas, tocar, tocar, tocar».

Despues de una segunda maqueta con temas como «Pretendes», «¿Donde estoy?», «El Payaso», «Ves luz» o «Tu vida», el grupo buscaba actuar en sitios mas acordes con el estilo de musica que iba definiendo, encontrandose que hacia falta algo mas que un par de maquetas para poder acceder a circuitos de salas mas interesantes, y ante la falta de propuestas de alguna compania discografica, con el dinero ahorrado de las actuaciones el grupo decidio financiarse un EP.

Cece Giannotti era el lider de una maravillosa banda barcelonesa llamada Traditional Tourist. A el se le propuso producir el disco. Era Agosto de 1996, y el grupo alquilo los Estudios Montseny para grabar 5 canciones: «No hay», «Debemos seguir», «Pretendes», «Para nada» y «Piano 1». Gracias a la magia de Giannotti el disco pudo mezclarse en Boston consiguiendo un sonido que superaba las expectativas del grupo para las 400.000 pts que tenia de presupuesto. Poco mas tarde, la discografica La Col Records cedio su sello a cambio de 15.000 pts para que Elefantes lanzara el EP, sin titulo generico, en una edicion limitada y numerada de 500 ejemplares, con una cuidada presentacion con postal y libreto externo, todo ello dentro de una caja de carton.

Dicho EP tenia un caracter eminentemente promocional. Se vendieron copias en conciertos, y en las tiendas FNAC de Madrid y Barcelona. El resto se esfumo en emisoras de radio, publicaciones y companias discograficas. Las criticas definieron Elefantes como un grupo de Pop-Rock muy elegante y oxigenado, con buenas composiciones, textos inteligentes e imagen muy glamourosa.

La produccion de Giannotti fue fundamental para un grupo con muy poca experiencia en estudio, pero con muchas ganas de explorar las posibilidades que ofrece una grabacion. El paso del tiempo ofrece una vision de este disco como un buen reflejo del caracter del grupo en esa epoca. «Elefantes» es un primer paso hacia algo mas.

El hombre pez

Y algo mas es lo que ofrece el siguiente disco: «El Hombre Pez». Pero para ello todavia tendriamos que esperar 18 largos meses. Tiempo en el que el grupo ya se plantea como una necesidad absolutamente vital el desarrollo de la musica como expresion artistica global. Tiempo de crisis internas, individuales y colectivas, lucha de egos sin cuartel, dificultades economicas, situaciones limite con grandes presiones, grandes triunfos y decepciones. «Echando la vista atras uno se da cuenta de que el haber superado esa epoca y seguir adelante consolido a Elefantes como banda, y tan cerca estuvo de disolverse que lo que paso en realidad fue totalmente lo contrario; se sentaron las bases de lo que es Elefantes hoy en dia: un grupo con fuertes personalidades, equilibradas por la capacidad de dialogo y el respeto artistico». Con los conciertos de entonces pasaba lo mismo. Eran mas furiosos y viscerales que nunca. Tan arriesgados en su planteamiento como desiguales en su resultado. Durante esos meses, concretamente en Julio del 97, Elefantes incluyo en un CD recopilatorio de La Col Records la cancion «¿Donde estoy?», y grabo un videoclip de «Pretendes».

Toda esta voragine dio como resultado un paquete heterogeneo de canciones, en las que luz y oscuridad conviven sin complejos en el mar de ilusion que propone el Senor Pez. El disco se grabo entre Enero y Febrero de 1998 en los estudios PAC, con la ayuda del incomparable Didier Richard en los controles tecnicos. La produccion corrio a cargo del propio grupo, en su determinacion de llevar hasta el final lo que el Elefantes necesitaba expresar. «Fue muy emocionante sentir que ibas al estudio y creabas musica, y que luego esa musica quedaria en un CD para toda la vida. Eso es tuyo y no te lo va a quitar nadie». Un diez en actitud. Aunque la falta de experiencia en produccion no pone el disco a la altura de sus posibilidades, canciones soberbias como «Mas que tu a yo», «Te querre y tu me perdonaras», «El Pez II», «No quieres mas» o «Y sin respirar», por citar algunas, conforman un disco dominado por una idea: la metafora del Hombre Pez. Una mirada interior hacia el interior de los demas.

«Creas para nadar en el interior de otras personas, y dejar algo bello bajo su agua. Creas para hacer sentir artistas a los otros. Sere un pez que haga salir escamas en la piel de los demas. El Hombre Pez.»

Elefantes se encontraba libre de contrato discografico. No habia manera de conseguir que alguien estuviera dispuesto a apostar por el grupo con garantias claras de proyeccion. Poco «indie» para el circuito «indie», demasiado dificil para el circuito comercial, el grupo andaba ahi entre dos aguas, con el master de «El Hombre Pez» quemando en las manos. Despues de algunas negociaciones, AZ Records ficho a los Elefantes. El grupo era consciente que no habia dado un gran paso adelante, pero era lo que habia y no se podia parar. Un peldano mas en la carrera, esperando la oportunidad en un futuro no muy lejano de poder dar en el clavo de una vez por todas. Por aquel entonces Elefantes rompio relaciones con Alberto Garcia, manager del grupo desde los inicios, quedando a la espectativa de las capacidades del equipo de AZ, y obtuviendo una contundente respuesta: 172 discos vendidos en un ano. 3 presentaciones en directo. Media docena de articulos en prensa. La trayectoria de AZ revelaba una intencion evidente de sepultar «El Hombre Pez» a la espera de nuevas canciones que hicieran pensar en vender el grupo a una multinacional. Eso o ahogar al grupo en su propio contrato.

¿Como combatir contra esto? Trabajando mas duro todavia. La inquietud provocada por el negocio de la musica se vio contrarrestada por uno de los mayores aciertos que nunca tuvo el grupo: la incorporacion en Septiembre del 1998 del pianista Jaime de Burgos como musico para directos y grabaciones.

Azul

Las nuevas canciones pedian a gritos un poco mas de aire, una clara ampliacion en las sonoridades. «Necesitabamos pianos, organos, acordeones, violines, ruidos….. Habian tantisimas cosas que podiamos probar en las canciones, que los primeros ensayos con Jaime me recuerdan a los incios del grupo. Creo que nos dio el empujon necesario para cohesionarnos todavia mas como musicos. Tambien nos hizo sentirnos algo menos rockeros. Ya no sonaba a cuarteto. Podias pasar de grandes silencios a escuchar un millon de cosas en cada cancion si querias».

A un concierto que Elefantes dio en Zaragoza fue a verlos [1] Enrique Bunbury recomendado por un amigo comun, Morti, cantante de los desaparecidos El Fantastico Hombre Bala, ahora con su nueva banda Ex-Mundus. A los pocos dias Shuarma envia a Bunbury una maqueta con algunas de las nuevas canciones. Bunbury acude a la presentacion de «El Hombre Pez» en Barcelona en marzo del 1999, y seguidamente propone a Elefantes producir el proximo disco y ayudar a encontrar una discografica que le interese el proyecto. Lo que ocurrio en este sentido en el siguiente ano, y para no aburrir al lector, se podria resumir como que costo «un poco» obtener la libertad del contrato con AZ Records.

En Noviembre de este mismo ano, y de la mano del amigo Carlos Ann con su sello Moviedisco, Elefantes aporta el tema «El cielo se va» a un disco recopilacion de promocion de la tarjeta Blue Joven del BBV.

Mientras, los nuevos temas iban cayendo uno detras de otro. Hugo amplio su equipo y el sonido de sus guitarras era cada vez mejor. Tanto Shuarma como Hugo compraron unos equipos de grabacion digital, para poder hacer maquetas con muy buen sonido dentro del local de ensayo, y por primera vez el grupo podia pasarse horas grabando, mezclando, experimentando. Fue un cambio de velocidad. La capacidad de trabajo aumento enormemente, y el control sobre el resultado de las canciones era mucho mayor. «Grabar y mezclar una cancion nos llevaba unas 16 horas, algunas menos. Era lento y muy laborioso, pero cuando la terminabamos nos parecia la mejor cancion del mundo». Hasta abril del 2000 grabaron 26 canciones, 13 de las cuales definen los que es el ultimo disco de Elefantes: «Azul».

Sin duda «Azul» es el mejor disco editado hasta ahora por Elefantes. La madurez en las composiciones de Shuarma es ya muy notable. Toda la banda va adquiriendo ya el peso suficiente para llevar esas canciones hasta donde las canciones piden ser llevadas. Elefantes es mas que nunca un grupo que toca canciones. Como siempre ambiguo y heterogeneo en la forma, pero con ese hilo argumental que son los sentimientos implicados en cada una de las canciones. Distintos puntos de vista sobre algo muy primario. «Un disco pop. Un disco de luz. Positivo en la sonoridad, dejando nuestro contrapunto oscuro mas para los textos y los directos. Los directos quizas son mas viscerales, pero para «Azul» buscabamos otra cosa. Queriamos hacer un disco mas equilibrado».

Habiendo fichado felizmente por Hispavox, la grabacion de «Azul» se realizo de mayo a agosto del 2000, grabado por Gonzalo Castro en los estudios Sintonia de Madrid, mezclado en Music Lan, Figueras (Gerona) por Joan Trayter y producido por Enrique Bunbury.

«Enrique nos proporciono la oportunidad que nos permite seguir adelante en unas condiciones que un tiempo atras solo podiamos imaginar. Pero lo mas importante de todo es que el entendio Elefantes tal y como Elefantes es, y supo llevar nustras canciones a partir del punto donde las teniamos en las maquetas hacia donde buscabamos dejarlas pero no sabiamos».

«Azul» cuenta ademas con la colaboracion de grandes artista como Clara Montes, Marilia Casares, Morti, Dani Nel·lo, Jaime Urrutia y el propio Bunbury.

Despues de telonear a Bunbury en verano del 2000, y hacer una gira por teatros en diciembre, el futuro del grupo se adivina cuando menos emocionante.

La forma de mover tus manos

Producido por Phil Manzanera (ex-Roxy Music y conocido productor de numerosos artistas en todo el mundo) y Quimi Portet (ex-El ultimo de la Fila) supone un paso importantisimo en su carrera hacia el reconocimiento como una de las formaciones mas originales e innovadoras del panorama de la musica pop en Espana.

Tras la extraordinaria acogida de su anterior disco Azul (rozando el disco de oro) y de su gira, mas el exito de critica hacia su edicion extra Azul en acustico, Elefantes redondean la solidez de su apuesta con este nuevo trabajo, asumiendo nuevas raices musicales y exhibiendo un extraordinario hacer instrumental.

Canciones como la del titulo: «La forma de mover tus manos», «Por verte pasar», «La nina morena» o «Que yo no lo sabia» iran complementando el atractivo rompecabezas abierto con «Azul», «Me he vuelto a equivocar», «Se me va» o «Me gustaria poder hacerte feliz» del anterior disco.

Buscar por / Elefantes

Te podría interesar

Apoyo con tu aportación a este portal de noticias

Te podría interesar

The Kleejoss Band en el Rock & Blues con la gente sentada antes de la fase 1. Foto de Jaime Oriz.

¿Volvemos a la normalidad? Se lo preguntamos a 7 salas de conciertos

En unas horas, la hostelería en general y las salas de conciertos privadas de Aragón …