sábado, 21 octubre 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICA: CYAN. La Ley Seca, 5/04/2013. Por Stabilito, D.

CRÓNICA: CYAN. La Ley Seca, 5/04/2013. Por Stabilito, D.

Puedo parecer un pesado (¿a estas alturas?) pero sigo intentando buscar la solución a la crisis artística actual. Encontrar el fundamento de la lógica mediante la cual actúan las masas es ardua tarea y servidor pasa horas y horas meditando sin resultado alguno. Cosas veredes, amigo Sancho. Ayer, en la magnífica sala La Ley Seca (menos es más, y el sonido y la programación que están consiguiendo es digna de Premio Nobel) y bajo el auspicio de Arcade Producciones, CYAN se presentaban, una vez más, en la ciudad del viento. Con su nuevo disco bajo el brazo, Delapso, y contentos por resistir en estos tiempos de esparto emocional.

Los barceloneses hacen lo que quieren y lo que sienten en el momento moviéndose como un equilibrista en esa línea que separa el pop del rock. Una mezcla tan deliciosa que hasta molesta que no llegue a más público. Y eso es malo porque últimamente se está convirtiendo en la tónica habitual. Abrieron la velada con Aquitania, uno de los cortes más intimistas del álbum. Electricidad, momentos de pausa y sintetizadores inteligentes que recuperan la cordura de las canciones de antaño. Dicen, afirman y confirman que adoran los 90 y eso se deduce en temas como Ballet Mental, Philippe Petit (repasen el documental Mano on wire por favor) o Belva.

La aparentemente desganada voz de Javi Fernandez repasa textos perfectos, sintéticos y simbólicos. Y los cinco componentes son animales de escenario, subidas, bajadas, ritmos frenéticos y estribillos de los que se clavan en la memoria colectiva. Sí, sonaron clásicos como Te deslizas, Volando eléctrico o Congelados por la estela. También se acordaron del Salitre de un Quique González que pronto nos visitará. Puños en alto, palmas rojas y ovación de gala. Todo fue tan perfecto que destroza la coherencia general de lo que gusta y de lo que no. Pero esa es otra batalla y estas líneas solamente rezuman paz y amor; vuelvan felices a sus vidas y recuerden que podían haber terminado en un clínex arrugado

Fotografía: Jaime Oriz
Texto: Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com

 

Te podría interesar

Bunbury - Expectativas

GRABACIONES: Enrique Bunbury – Expectativas (Ocesa / Warner, 2017). Por Stabilito, D.

Salimos de la caverna y volvemos al redil para sentir, y digo bien, la nueva …