Sábado, 25 Marzo 2017
Inicio / Noticias / ENTREVISTA VOLADOR

ENTREVISTA VOLADOR










Ellos lo tienen claro. Lo suyo es la música y en ello han centrado sus esfuerzos en los últimos años. Cuántas ideas transformadas en canciones, cuántos escenarios, cuántas puertas a las que llamar, cuánta emoción que trasladar… Ahora publican un primer disco resumen de todo esto: Trozos de amor y otras miserias. Y sobre la dulzura y el desencanto del amor y demás miserias estuvimos hablando con ellos. Sobre eso y sobre sus objetivos, sus dudas, los detalles, la industria, los concursos… Todo lo que ha rodeado al grupo en la grabación de este disco con el que esperamos que levanten definitivamente el vuelo. Las alas ya las tienen.

Consulta la entrevista con Volador
Consultar comentario sobre el disco de Volador Trozos de Amor y otras Miserias

En realidad ellos empezaron a revolotear hace mucho tiempo. Antílope y Anazul coincidieron en Puta, grupo en el que también militaban el actual guitarrista de Haikus, y el batería de Peyote.  Eso fue hace algunos años. Con el tiempo, Antílope y Anazul, junto a Draco forman un nuevo grupo al que llaman Volador, un oficio menos extendido que el primero pero más acorde a lo que transmiten sus canciones. Empiezan las maquetas, las interminables horas detrás de la mesa de mezclas, los conciertos y el boca a boca. Hace algo más de dos años se ponen a trabajar en serio. Salen decididos a despegar, y lo hacen a base de mucho esfuerzo y mucha constancia. “Exigirnos mucho ha sido algo que siempre hemos tenido muy en cuenta. Antes de sacar una cosa, queremos que esté bien. Preferimos no hacer nada que hacer algo que consideremos que nos ha salido mal. Siempre ha sido así.” Eso les ha llevado incluso a descartar temas una vez grabados por considerar que no les habían sacado todo el partido posible “o caer en que se parece a algún grupo, y entonces decir: no, mejor vamos a intentar otro enfoque, algo que nos lleve a un sonido más nuestro…”


Eso es precisamente lo que han hecho con varios de los temas de este disco. Canciones que ya habían sido grabadas y que ahora se adaptan al nuevo aire de Volador. “Eran canciones que nos gustaban como idea pero que en su momento no teníamos la capacidad para plasmarlas tal y como queríamos. En este tiempo hemos avanzado en cuanto a grabación, sabemos más cosas y queríamos que las 11 canciones tuvieran una producción coherente, por eso hemos vuelto a grabar algunas. Otras ya estaban grabadas, y luego hemos añadido otras completamente nuevas” A Cielo abierto, Mi infinito, o Princesa y espina, son algunos ejemplos. Todas con esa nostalgia arrastrada, evocación de tiempos mejores y algo de rabia contenida ante el mundo en general y las miserias del amor en particular. “Hacer buenas canciones es difícil, hacer buenas letras es difícil, pero lo más complicado de todo es encontrar la personalidad. Eso es lo que realmente buscamos, intentar ser nosotros y no parecernos a nadie, aunque a veces es inevitable.”


En esa búsqueda del camino a seguir Volador han tenido oportunidad de ver las cosas buenas y las no tan buenas del siempre sinuoso mundo de la música. “Hay una confrontación entre la industria musical y el artista, pero a la vez tienen que estar unidos, están condenados a ir de la mano. Es muy complicado encontrar el punto medio a la situación tal y como está la industria en estos momentos. Para nosotros lo importante sigue siendo hacer música, pasarlo bien y disfrutar con lo que hacemos”
Lo mejor del caso es que además de disfrutar ellos, también disfrutamos nosotros. Y a lo grande, además. Y no somos los únicos, el jurado del concurso Comac’04, organizado por los 40 Principales Castellón, disfrutó tanto con su actuación que no dudó en otorgarle el primer premio, génesis del álbum que ahora presentan. “Fue un poco difícil, porque nosotros éramos la excepción, el único grupo que no era de la zona. Cuando estábamos en la final comentábamos que iba a ser complicado ganar por ese motivo, el público no nos conocía, y pensábamos que ya era bastante haber llegado hasta allí, pero al final nos eligieron. La verdad es que los primeros sorprendidos fuimos nosotros.”


A nosotros nos sorprende la riqueza infinita de sus canciones, rebosantes de matices que hacen que cada escucha sea diferente. Algo que aplican en todo lo que hacen. “Nos gusta cuidar todos los detalles, involucrarnos en todo y poder decir: todo lo que ves, todo lo que tiene que ver con Volador es responsabilidad nuestra, para bien o para mal ahí estamos nosotros. Todas las ideas, desde la música que escuchas, hasta la foto que ves, a la web en la que te metes han salido de nosotros. Podrá gustar o no gustar, pero esos somos nosotros.”


Esos son ellos. Volador: emocionantes, conmovedores, inquietos, apasionados, firmes, frágiles, versátiles, coherentes, tensos y estimulantes a la vez. Un pequeño susurro que se cuela en tu interior, te produce un cosquilleo que te resulta familiar, te dejas llevar y sin darte cuenta amaneces enganchado a sus canciones. Al menos, eso es lo que me pasó a mí.


Texto: Beatriz Pitarch

Te podría interesar

Illogical Response durante la final del Ámbar Z Music 2016

Ámbar Z Music 2017: publicamos los grupos y DJs finalistas antes que nadie

Publicamos ya, antes que nadie, el nombre de los grupos y DJs que actuarán en …