lunes, 26 septiembre 2022
Lafitte – Technicolor

GRABACIONES: Lafitte – Technicolor (Records DK, 2021). Por Stabilito, D.

Pop, etiqueta traicionera donde las haya, ¿hablamos de Britney o del jodido Lennon? Mejor hagámoslo de sentimiento, de estribillo y estrofas, de puentes aletargados y ¿por qué no? Hablemos de electricidad. Lafitte surge de la cabeza de Ángel Lafita, sospechoso habitual de la escena,  y deja la huella correcta con Technicolor, ocho canciones pop con todo lo que ello implica. De la mano de Pachi García “Alis” (si no saben quién es a estas alturas deberían de vagar en el paroxismo del purgatorio.

A este lado de la ciudad inicia la carrera con pisada de rinoceronte, derribando árboles y dejando el surco musical necesario para reconocer el estilo. Aromas de Abraham Boba y de Cebrián de mi vida. Las canciones bajan del cielo de las ideas y toman la forma correcta en arreglos y presencias, como la espacial y eléctrica Technicolor, corte que da tema al disco y que, posiblemente, reúne todas las intenciones que quiere plasmar Lafita. Un sonido moderno a rabiar que respeta todos los cánones del género y dotan de alegría al hermano mayor, suena a Red Kross y a Gigolo Aunts, porque se puede sudar en cualquier lugar que nos ceda intimidad.

El bajo trepidante de Antes de que sea tarde juega con la guitarra de pulso firme y el teclado de hormigón, no hay hueco para la derrota. El ecuador lo marca Desordenado, tema frenético y británico, donde lo esdrújulo se mezcla con lo gótico y Robert Smith sale a bailar porque lo hace fenomenal porque Jarvis Cocker son los padres. En el espacio y Decidido siguen con el sonido noventero que propone Lafitte, esta vez con el pulso arrastrado a negras y la necesidad de bajar el volumen para seducir al oyente que, a estas alturas, ya está en la lona por K.O. técnico.

Ángel azul oscurece y radicaliza la escucha sin susto para el personal, golpe en la mesa y distorsión a base de riffs serpenteantes. Un guiño a los ochenta, en este caso a Pistones, despide Technicolor en modo acústico. La versión de Lo que quieras oír suena deliciosa pero sobre todo lo hace de manera sincera, sin traicionar el objetivo de Ángel Lafita, mostrar todas sus cartas a sabiendas de que tiene Escalera de color y nos ha dejado en cueros. Solamente queda rezar a San Bowie para poder ver la defensa de la tesis de Lafitte en directo, eso y joder, hasta que nos permita la ley.

Stabilito, D.
[email protected]

Apoyo con tu aportación a este portal de noticias

Te podría interesar

Fachada del bar Sanpedro, regentado por el agitador cultural Pedro Vizcaíno

Entrevista: Bar Sanpedro de Pedro Vizcaíno ha abierto sus puertas

Hemos hablado con el agitador cultural Pedro Vizcaíno recién abierto Sanpedro, su nuevo templo musical …