Fermín Serrano
Fermín Serrano

Fermín Serrano: «Lo de vender discos y entradas no va conmigo»

Fermín Serrano acaba de compartir ‘Fiesta’, su disco más elaborado y el que ha tardado más en esculpir, con todo un año de trabajo.

Con un año de elaboración ha contado ‘Fiesta’, la nueva referencia de Fermín Serrano. Se trata del disco más mimado del artista, con algo de menos minimalismo y más alternativa, art pop y hasta trip hop. El resultado final son nueve cortes que sumados no llegan ni a los 20 minutos. Tiempo suficiente para decir mucho. Hablamos con el artista sobre este cambio en su forma de trabajar.

«Tenía ganas de probarme alguna vez a lo Gorillaz o Beck, que son infinitos».

Afirmas que los temas de tu nuevo disco «son nueve canciones sobre la fiesta como analogía de la vida». Estamos en época de ganas de fiesta. A lo mejor la gente piensa que va a escuchar ritmos para saltar locamente hasta las 6 de la mañana.
«Ya me gustaría» (risas). «Ojalá alguien quiera bailar con algunas de las canciones de este disco… creo que puede hacerlo. Pero, hacer bailar me parece una cosa muy difícil, de verdad, y más con mi aproximación un tanto experimental. Esa es una aspiración que he tenido siempre y en todos los discos suelo meter algunos ritmos house o funky, pero a mi manera. En verdad siempre me ha gustado la música IDM o la música de baile para escuchar en tu habitación, y eso no suele llevar a dar muchos botes. Creo que un truco sería empezar por componer de pie, y siempre que creo estoy sentado en el ordenador en el salón. Otra opción sería mantener los ritmos más rato, pero en este disco las canciones son muy cortitas, la mayoría de apenas 2 minutos».

¿Has vuelto a contar con tu Ableton para llevar esta nueva aventura adelante?
«Sí, como entorno de trabajo me parece fascinante y súper eficiente. He sampleado pistas de radio antiguas, canciones modernas, grabado guitarras, voces, sintes analógicos y sonidos virtuales, metido todo tipo de efectos… Toda la publicidad que le dé es poca comparada con el placer que me da Ableton Live».

«Buscaba cosas de Pepe Marchena y fortuitamente llegué a un episodio de un serial de radio americano de los años 50 con unas cuantas frases que tuve que meter sí o sí».

‘Fiesta’ cuenta con el acabado más profesional de tu discografía. Hay una notable diferencia. Queda más que claro lo que sabes hacer con tiempo por delante, un año. Pero no sé si en sacrificio de la frescura respecto a aquellos trabajos tuyos menos trabajados.
«No sé si frescura pero sí siento que se pierde experimentalidad pero igual es más por mí que por mi forma de crear. Algunos temas han salido en solo un par de días, a lo bruto, pero otros sin embargo me han tenido venga a darles vueltas. Pero es verdad que con este ha sido la primera vez que no sentía ansias por terminar y sacarlo, y claro que se nota porque he pulido cositas —no todas— que otras veces se quedan».

Es evidente que has disfrutado. Se nota en el juego de pistas, sonidos, instrumentación y estructuras de cada tema.
«Sí, el proceso de creación es lo que más me gusta. Poder empezar desde cero, irme a un sitio y acabar en otro, mezclar cosas que me inspiran por ahí y probarlas y que encajen… ese es mi objetivo con la música. Todo empezó con la pista primera, ‘Fiesta’, que ya salió cuando estaba componiendo el disco anterior, ‘AZUL’. Buscaba entonces cosas de Pepe Marchena y fortuitamente llegué a un episodio de un serial de radio americano de los años 50 con unas cuantas frases que tuve que meter sí o sí. Tirar del hilo hasta llegar al ‘Fin de fiesta’ (último tema del disco) ha sido un gustazo».

«Para el diseño de la portada he contado con la ayuda de mis hijos Andrés y Sergio».

Menos minimalismo que nunca ¿no? Más electrónica alternativa, incluso art pop y trip hop.
«Sí. Tenía ganas de probarme alguna vez a lo Gorillaz o Beck, que son infinitos, y en un par de temas se nota. Al haber metido muchas voces, también he dejado fuera otros ruidicos».

Efectivamente, es un disco con voces. Te encargas, además, de meterlas tú. Excepto en una pieza que es íntegramente instrumental. Lo más curioso es que de la instrumentación te has encargado también tú.
«Sí sí, hay muchas con letras y esta vez solo hay una con voz generada por ordenador. Algunas son casi ‘canciones protesta’ con críticas hacia comportamientos que no me gustan, y otras ‘canciones de autoayuda’ porque al crearlas he reflexionado sobre mis propios medios. Y de instrumentos, lo he tocado todo: no hay ni clips o patrones de baterías grabados. La batería del tema quinto, ‘Toca remontar’, por ejemplo, está toda compuesta a golpe de clicks».

No obstante sigues haciendo una música poco habitual como poco habitual es también sacar un disco terminando julio. Sabes que no es el mejor camino comercial ¿no? (risas).
«Pues no lo había pensado, suele pasarme que es verano cuando tengo algo más de tiempo disponible. Lo de vender discos y entradas no va conmigo. Como te decía, mi principal motivación es disfrutar haciéndolo y luego que me escuchen ya… También podría gastar en promoción pero no creo que me divirtiese ni me aportase mucho».

Javier Roldón se ha encargado de la masterización desde Vacuum, su estudio. ¿Es la única mano diferente a la tuya que se ha metido en el disco?
«Sí, es una pasada verle trabajar pulsando botones y moviendo ruleticas para notar una diferencia tan sorprendente en el resultado. Encima es un encanto, un lujo para Aragón poder contar con alguien de su talento. Ah, para el diseño de la portada he contado con la ayuda de mis hijos Andrés y Sergio. El resto, todo yo».

«Montar canciones en casa me parece fácil, pero todo lo demás es un curro para profesionales».

La opinión de gente cercana a ti ha sido importante en la elaboración de ‘Fiesta’ ¿no?
Sí, lo he ido escuchando y trabajando con amigos que siempre ayudan. Debo mencionar especialmente a Santiago Vicente que casi lo podría meter en la dirección artística porque le he ido pasado casi todos los temas, normalmente de madrugada, y me decía qué le gustaba y qué no.

¿Alguna próxima puesta en escena del disco?
Esto es como lo de la promoción. Llevo ya casi cuatro años que no hago nada en un escenario y no lo tengo claro. Me gustaría poder tener tiempo para preparar un directo en condiciones con todos los cacharricos, pero creo que va a tener que esperar. Montar canciones en casa me parece fácil, pero todo lo demás es un curro para profesionales.

Más info: Fermín Serrano

Sergio Falces
Contacto

Apoyo con tu aportación a este portal de noticias

Te podría interesar

La casa azul. Festival Amante 2022. Foto, Luis Lorente

FOTOS: Festival Amante 2022. Borja. Por Luis Lorente

Las imágenes de varios de los conciertos del Festival Amante 2022 en Borja. Fotos con …