Miércoles, 26 Abril 2017
Inicio / Crónicas / MAMA KIN. La Ley seca, Zaragoza 19/11/11

MAMA KIN. La Ley seca, Zaragoza 19/11/11

Qué mejor manera de encauzar una triste jornada de reflexión que un buen concierto de rock para limar las asperezas y purificar el alma. Estaba cantado. Mama Kin saben a lo que juegan, están en la Primera División del rock nacional y el tiempo les tiene que hacer justicia sí o sí. Todos estos razonamientos quedan a la vista de cualquiera tras la experiencia, casi religiosa, que vivimos en la noche más larga. La Ley Seca, no podía ser otro lugar. Una sala que está coleccionando llenazos con una programación inmejorable tanto de artistas locales como de nacionales e internacionales. Así sí se hacen las cosas. Mama Kin regalaba su disco con la entrada. Así sí se hacen las cosas. Y encima se atrevieron a dar uno de los mejores conciertos de rock del año. Así sí se hacen las cosas.

Servidor, que no pudo verles en su primera etapa (cuestión de la corta edad que mis canas y cicatrices intentan disimular), afrontó la noche con la esperanza de encontrar la salvación en estos tiempos oscuros. Y ya les adelanto que así sucedió. El grupo comenzó a demostrar sus virtudes desde la primera canción. Juan Carlos Sainz en la batería y Fernando Moreira en el bajo, ambos alumnos aventajados de la vieja escuela, estuvieron de sobresaliente y mostraron una solvencia que pocas secciones rítmicas de la ciudad pueden llegar a alcanzar. En las guitarras Alex Montañes volvió a demostrar “one more time” el porqué es uno de los mejores guitarristas de la escena en cuanto a rock se refiere. Y encima ha encontrado en Jorge Ferrer a su perfecta pareja de baile: duelos de guitarras, líneas dobladas, codas infinitas, más y más riffs…Tampoco vamos a descubrir ahora la voz de Dani “Petuco”, los que llevamos unos años en esto ya sabemos lo suficiente para aclamarle como el Chris Robinson maño.

Canciones como Mala Vida, Uno entre un millón o Juegos de noche son la prueba de todas las influencias del rock americano que Mama Kin bebe, digiere y regala con un envoltorio azul eléctrico. Únicamente la pausada La Noche dio respiro al espectáculo. Hubo tiempo también para el recuerdo a Blue Joke (2005-2008, descanse en paz) con la interpretación de Lluvia a la que el grupo ha dado una apariencia más fiera y con el eterno riff de Tiempo que ahora decora El último tren.

Versiones, las hubo y muy bien escogidas, You’re Crazy de Guns N’ Roses, Livin’ on the edge y Sweet Emotion de Aerosmith, Lie #1 de Bonamassa, All right now de Free, la españolizada No speak no slave de The Black Crowes…una delicia para los asistentes que apretujados, sudorosos y etílicos intentaban mantener el ritmo de sus frenéticos cuellos. Mama Kin, ya conocen su nombre, ahora solamente tienen que mover sus lindos traseros hacia las salas y disfrutar. En el nombre del rock and roll y de nuestra, ejem, democracia.

 

Te podría interesar

Teenage Fanclub

CRÓNICAS: Teenage Fanclub. Sala Oasis, 22/2/17. Por Jaime Oriz

Ya son casi 30 años los que llevan Teenage Fanclub en busca de la perfecta …