Jueves, 24 Agosto 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICA: NIÑOS MUTANTES. Sala López. Zaragoza, 18 de Mayo de 2012. Por Stabilito, D.

CRÓNICA: NIÑOS MUTANTES. Sala López. Zaragoza, 18 de Mayo de 2012. Por Stabilito, D.

Por fin puedo decir, aunque queden dos días para finiquitar la semana, que se ha cerrado el círculo de la felicidad casi absoluta, de la imborrable sonrisa y del corazón fuerte. En la batalla del bien contra el mal, ayer los bondadosos se llevaron el gato al agua. Porque cuando hablo de Niños Mutantes lo hago a sabiendas de que son el grupo del pop nacional que mejor está haciendo las cosas en los últimos años. El premio a la regularidad, al juego limpio y al buen humor. Y cuentan con el factor de tener una hinchada con cabeza, cosa que vetustos y lesbianos, por poner un ejemplo, deberían de ansiar en cada concierto.

Los granadinos no sólo han sacado uno de los discos del año con su Náufragos, si no que también han sabido mantener la energía que les caracteriza en el directo. Bajo su apariencia popera, la banda esconde un alma grunge quizás debido a que sus comienzos musicales se remontan a mediados de los 90. Hacen un pop perfecto, el del estribillo cantable y bailable y que además se adorna con guitarras distorsionadas y batería endiablada en momentos puntuales. Y eso que el inicio, con La Puerta, fue suave y dulce, como el de un amigo que cuando va a casa saluda respetuosamente a tus padres y cuando éstos se van la destroza entera. Poco a poco fueron desplegando su arsenal de nuevas canciones: Empezar de Cero, El Miedo, la política Caerán los Bancos, dedicada a Rodrigo Rata (y sí, es una errata voluntaria, cuando hay fuego las ratas son las primeras en salir pitando) o la nana salvaje que es El Infierno.

Por supuesto Niños Mutantes repasaron sus anteriores discos con Las Noches de Insomnio, Mi Mala Memoria, Florecer o el megahit Te favorece tanto estar callada. Además, al grito de ¡Viva FrancoBattiato! Encauzaron la noche con la versión de Summer on a Solitary Beach. Aunque ya saben que el momento álgido de la noche era conocido antes de comenzar, y es que su versión de Como yo te amo no sólo supera a la original sino que se ha convertido en todo un himno indie (con perdón por lo de indie). Llegado este punto  la audiencia no paró de cantar y de bailar, Errante, Hundir la Flota y finalmente La Voz pusieron a la Sala López patas arriba en una de esas noches difíciles de olvidar. Uno de los conciertos del año en esta ciudad, sin miedo a escribirlo. Ellos lo disfrutaron, ella también y yo…yo hoy sigo teniendo la estúpida sonrisa de una infanta recién fecundada.

 

Texto y foto: Stabilito, D.
[email protected]
http://diegostabilito.blogspot.com

 

Te podría interesar

Kase.O en Pirineos Sur by Gustaff Choos

En exclusiva la jornada histórica de Kase.O desde Pirineos Sur en 2.22 minutos

Las pruebas de sonido, los entresijos de detrás del escenario, gente sin ropa dentro del …