martes, 17 octubre 2017
Inicio / Grabaciones / Volador “El fantástico mundo en su interior” Producciones sin / con pasiones, 2006

Volador “El fantástico mundo en su interior” Producciones sin / con pasiones, 2006

Si a la industria discográfica le importara hacer justicia, hace tiempo que tendríamos a los chicos de Volador entre las propuestas nacionales destacadas y viviendo de lo que más les gusta: hacer canciones. Calidad y dedicación le sobran al trío aragonés que tiene que buscarse las lentejas en concursos locales como el que les ha permitido publicar este cedé.


El fantástico mundo en su interior nos muestra a unos Volador más sencillos y menos recargados que nunca, buscando la sonoridad natural de los instrumentos, la desnudez de la melodía y dosificando las programaciones para crear como siempre canciones bien construidas y cuidadosamente arregladas.


Una vez más, los zaragozanos hacen gala de su habilidad para fabricar temas de pop elegante que buscan la emoción, cálidos y acogedores pero a la vez de una inquietante frialdad dramática y un existencialismo latente.


Las voz de Antílope suena mejor que nunca y el omnipresente teclado de Anazul lo inunda todo creando atmósfera, emocionando y cohesionando el sonido de la banda. Y es que Antílope y sus muchachos serían incapaces de hacer una mala canción. Todas mantienen un gran nivel, aunque eso sí, pecan de cierta homogeneidad que puede resultar peligrosa y que resta capacidad para sorprender al oyente.


También es cierto que Volador no tiene aún “el hit” en sus manos, pero seguro que llegará. Mientras, nos tendremos que conformar con pequeñas joyas como El poeta eléctrico (que habla, según cuentan las malas lenguas, del poeta zaragozano Puritani), con esa delicada intro al piano, el dramatismo y la fuerza melódica de Cosas difíciles de cumplir, la frescura de El día de la suerte mundial, el fantástico aire de música clásica de El autobús de los sueños o La duda, en la que parecen asomarse a la búsqueda de nuevos registros.


No, no hay referencias posibles para definir a Volador, pues el grupo zaragozano ha conseguido una identidad propia y reconocible. Pero ojo porque empiezan a repetir esquemas sonoros y quizá sea el momento de explorar nuevos territorios y pulir nuevas ideas.


Texto: Jaime Lasaosa Novo.
jaimelasaosa@yahoo.es

Te podría interesar

MONOTONE – NETA (Autoeditado, 2017)

GRABACIONIES: MONOTONE – Veta (Autoeditado, 2017). Por Stabilito, D.

¡Ey motherfuckers! Monotone han vuelto a la carga. Los zaragozanos recargan la energía más brutal …