lunes, 18 diciembre 2017
Inicio / Contenidos / CRÓNICAS: L.A. en la Sala López. 1/12/17. Por Alejandro Elías
L.A. en la Sala López
L.A. en la Sala López 1/12/17. Foto, Luis Delso

CRÓNICAS: L.A. en la Sala López. 1/12/17. Por Alejandro Elías

El pasado viernes pudimos ver sobre el escenario de la sala López a una de las bandas más en forma del panorama musical español. Los mallorquines L.A. gozan sin duda de una reputación que les precede, pues son muchos años ya los que llevan al pie del cañón sacando discos más que notables y recorriendo Europa y América haciendo conciertos. Quizá se trate de nuestra banda más internacional, siendo uno de los combos que más escenarios pisan en el continente europeo; cantando en inglés y respaldados por el gigante Live Nation –su oficina de contratación- la apuesta internacional está clara. Si con sus anteriores discos ya se habían situado en un nivel altísimo dentro del indie patrio, ha sido con el reciente “King of Beasts” con el que se han instalado definitivamente en ese olimpo de bandas a tener en cuenta en cualquier festival y sala de nuestro país, teniendo además una legión de seguidores de lo más fiel y entregada. Y es que este disco contiene verdaderos hits, canciones de esas inmediatas, incontestables, estribillos por los que cualquiera mataría y, además, arropadas por una producción que da en la diana. El cuarteto salió a las 22h en punto para ofrecer un show que desde la primera canción se adivinaba incendiario. Los cuatro miembros son una piña, una de esas bandas que se nota que disfrutan tocando juntos, que son amigos, que van a muerte. Eso también es raro de ver, al menos al nivel que L.A. demuestra sobre las tablas. Un engranaje perfecto entre cuatro personas solo y exclusivamente destinadas a fabricar música en directo con la solvencia que su profesionalidad dicta; así se hace notar, desde luego, en un público que mantiene la sonrisa y la “buena vibra” durante todo el concierto. “Perfect combination” –uno de los hits de su primer disco- sonó la segunda canción, avisando ya de lo que venía por delante. Un repertorio increíble, con buenísimas antiguas canciones como “Living by the ocean” que alternaron con lo mejor de su reciente y celebrado disco: “Where the angels go”, “Killing me” o el single “Leave it all behind” que puso patas arriba a la sala del otro lado del Ebro. Después se quedó Luis Alberto solo ante la audiencia, únicamente armado con su guitarra y su voz, para emocionar a todos los allí presentes con dos de sus canciones más emotivas. Para terminar, el grupo encaró “Helsinki”, uno de los nuevos temas más celebrados y “Elisabeth”, que su líder tocó en la batería y cantando a la vez, recordando así sus orígenes como baterista. “Stop the clocks”, su canción más conocida, puso la guinda a una noche sobresaliente de rock en directo, de complicidad y de buena, muy buena música.

Texto: Alejandro Elías

Te podría interesar

Proyecto Dharma participando en Aragón Musical 'EnVivo'

EnVivo #9: Proyecto Dharma presentan ‘Noches Enbruto’ y tocan dos temas

Ha habido tiempo también para hablar de aquella Zaragoza de los 80s y primera mitad …